New York Courts dot gov
New York StateUnified Court System

Solicitando un aplazamiento o suspensión después del asentamiento del fallo judicial en una demanda por incumplimiento del pago del alquiler


Información general: suspendiendo la aplicación de un fallo judicial o de una orden sin derecho a apelación
Solicitando una suspensión después que el inquilino haya presentado una respuesta o comparecido ante el tribunal
Solicitando una suspensión si el inquilino no responde
Solicitando la suspensión del desalojo antes de la emisión de la orden judicial
Solicitando la suspensión del desalojo de las personas activas en el servicio militar o sus dependientes
Obteniendo una suspensión automática después de haber presentado una declaración de bancarrota


Información general: suspendiendo la aplicación de un fallo judicial o de una orden sin derecho a apelación

Todo inquilino que haya perdido un juicio y que desee suspender la emisión de la orden de desalojo, tendrá que someter dicha petición al juez que dictó el fallo a favor del propietario del inmueble.

La solicitud de suspensión podrá ser presentada a cualquier juez del tribunal, tanto por un propietario de vivienda como por un inquilino que necesite tiempo adicional para poder cumplir con una orden, ya sea para pagar el dinero adeudado, desalojar un inmueble, hacer las reparaciones necesarias o corregir errores matemáticos.

El tribunal tiene el poder general para suspender un proceso judicial en un caso apropiado, bajo términos que sean admisibles y justos y según los poderes específicos con que éste cuenta y que se explican a continuación.

Para poder obtener una suspensión, usted tendrá que venir al tribunal y llenar una orden para demostrar causa. Si desea información acerca de este proceso, active el enlace titulado orden para demostrar causa. Para averiguar a dónde tiene que dirigirse en su condado de residencia para poder realizar estos trámites, visite el enlace directorio del tribunal.

Si desea obtener información relacionada con la suspensión de la aplicación del fallo judicial mientras esté ocupado con el proceso de apelación, active el enlace apelaciones.

back to top


Solicitando una suspensión después que el inquilino haya presentado una respuesta o comparecido ante el tribunal

Si el inquilino respondió a la demanda o compareció ante el tribunal y el juez dictó el fallo a favor del propietario, el tribunal no puede suspender la emisión de la orden de desalojo por más de cinco días. Si ya han pasado más de cinco días, el tribunal solo podrá suspender la emisión o ejecución de la orden de desalojo, si el inquilino deposita la cantidad adeudada con el secretario judicial y según lo estipulado por el fallo o por lo menos provee evidencia documental (tales como recibos, cheques, etc.), que demuestran que el dinero adeudado ha sido pagado. Para más información, diríjase a la Sección 747-a de la Ley de Demandas y Procedimientos de Bienes Raíces.

En algunos casos, el tribunal tiene el poder para suspender la emisión o ejecución de la orden de desalojo, aún sin que se haya depositado dinero alguno. Esto solo podrá hacerse bajo circunstancias excepcionales. Sin embargo, el tribunal sí puede en cualquier momento, autorizar una orden para demostrar causa sin que haya concedido una suspensión previa.

back to top


Solicitando una suspensión si el inquilino no responde

Si un inquilino falla en responder a una demanda por incumplimiento del pago del alquiler en un plazo de cinco días a partir de la fecha en que se le hizo entrega de la demanda, y si se dicta un fallo por rebeldía a favor del demandante, el juez podrá suspender la emisión de la orden de desalojo por un máximo de diez días a partir de la fecha de entrega del aviso de la demanda y de la querella.

back to top


Solicitando la suspensión del desalojo antes de la emisión de la orden judicial

Un arrendatario o inquilino que forme parte de una demanda por incumplimiento del pago del alquiler y que desee suspender la emisión de la orden de desalojo podrá obtener dicha suspensión siempre y cuando deposite en el tribunal la totalidad del dinero adeudado según lo estipulado en la demanda, más los gastos y las tarifas de procesamiento relacionados con dicha demanda.

Un arrendatario o inquilino que se haya beneficiado de un estatuto de insolvencia o que haya sido declarado en bancarrota, podrá obtener la suspensión de la emisión de la orden judicial en cualquier momento antes de que se emita la orden de desalojo, siempre y cuando éste pague la tarifa de procesamiento de la demanda, deposite una garantía según la cantidad que el tribunal decida, y continúe pagando el alquiler según corresponda.

back to top


Solicitando la suspensión del desalojo de las personas activas en el servicio militar o sus dependientes

Para poder desalojar a una persona que esté activa en el servicio militar o su esposo(a), hijos u otros dependientes que formen parte del núcleo familiar, el propietario del inmueble tendrá primero que someter una solicitud al tribunal. Dicha solicitud podrá ser suspendida por seis meses, a menos que el tribunal determine que la habilidad del demandado para pagar el alquiler no está afectada materialmente por su condición de persona activa en el servicio militar.

Bajo ciertas circunstancias, una persona que esté activa en el servicio militar o sus dependientes, podrán también solicitar la suspensión de un procedimiento judicial o el aplazamiento de la ejecución de un fallo u orden judicial.

back to top


Obteniendo una suspensión automática después de haber presentado una declaración de bancarrota

Cuando un inquilino residencial presenta una solicitud de bancarrota, automáticamente se le concede una suspensión, lo que impide que el propietario inicie o continúe una demanda para obtener posesión del inmueble, así como tratar de hacer cumplir un fallo judicial que haya sido dictado antes del inicio del proceso de bancarrota. El propósito de la suspensión es el de proporcionarle un respiro al deudor del acoso de sus acreedores.

La suspensión automática solamente es válida siempre y cuando se trate de un procedimiento judicial que esté relacionado con una propiedad en la que el deudor tenía un interés antes de que se comenzara el proceso de declaración de bancarrota o sea, a partir del momento en que se someten al tribunal los documentos de la solicitud de bancarrota.

En el caso de una demanda entre propietario e inquilino, es posible que el tribunal determine que el inquilino ya no tiene ningún interés que proteger en el momento en que se somete una declaración de bancarrota, si es que ya se había emitido la orden de desalojo. Dependiendo de las circunstancias individuales de cada caso, tanto en los tribunales del estado de Nueva York como en la Corte Federal de Bancarrotas, la emisión de la orden de desalojo puede o no ser considerada como una base suficiente sobre la cual se puede decidir si anular o modificar la suspensión automática o, concluir que la solicitud de declaración de bancarrota no reunía los requisitos necesarios para obtener una suspensión automática.

Después que un inquilino someta una solicitud de declaración de bancarrota, el propietario del inmueble tiene derecho a pedir que la corte de bancarrotas anule la suspensión de la orden de desalojo, y podrá entonces comenzar o continuar con dicho procedimiento. La corte de bancarrotas podrá terminar, modificar o poner ciertas condiciones para la suspensión del proceso, dependiendo de varios factores, incluyendo el pago del alquiler vigente, las condiciones del inmueble y las equidades del caso. Si la corte de bancarrotas anula la suspensión, el tribunal civil tendrá jurisdicción para escuchar y tomar una decisión sobre el proceso de desalojo. Es entonces que el propietario que obtenga un fallo y una orden de desalojo a su favor, podrá hacer cumplir el fallo de posesión con el derecho a desalojar al inquilino.

Si al finalizar el proceso de declaración de bancarrota, el inquilino queda exonerado del pago de la deuda, incluyendo el alquiler atrasado, entonces el propietario podrá iniciar el proceso de recuperación del inmueble, así como el desalojo del inquilino o deudor. Esto se debe al hecho de que mientras el inquilino ha sido exonerado de su deuda, esta no ha sido liquidada, y la exoneración de la deuda no equivale al pago de la misma. La exoneración solamente impide que un acreedor pueda iniciar un proceso en contra del deudor, alegando que éste tiene que asumir la responsabilidad por el pago de la deuda, aunque no elimina ninguna de las otras consecuencias de dicha deuda. Es por ello que, siempre y cuando el propietario de un inmueble no intente obtener un fallo monetario por una deuda de cuyo pago el deudor ha sido exonerado, el propietario tendrá el derecho de iniciar una demanda por incumplimiento del pago del alquiler para recuperar la posesión del inmueble. Es de esta manera que el propietario puede desalojar al inquilino o deudor por no pagar el alquiler de cuyo pago fueron exonerados durante el proceso de declaración de bancarrota.

El deudor puede repagar una deuda voluntariamente aunque haya quedado exonerado del pago de la misma y aun si el pago de la misma no puede hacerse cumplir por medios legales.

Para averiguar dónde puede localizar la corte de bancarrotas en su condado, active el enlace direcciones.